Santa Fe: por una nueva Ley de Agrotóxicos...por una ley de agroecología

Basta de agrotóxicos, fertilizantes químicos y transgénicos.

Es la hora de la agroecología, la producción orgánica y la soberanía productiva y alimentaria.

miércoles, 4 de marzo de 2015

La culpa no es del cielo: por Raúl Montenegro

La culpa no es del cielo

Raúl Montenegro
Biólogo, Profesor en la UNC y Premio Nobel Alternativo
Artículo publicado en la edición impresa del diario Clarín el pasado martes 17 de febrero.


Fotografía: La Posta Digital
Al hablar sobre la tragedia en Córdoba el gobernador José Manuel de la Sota dijo: "fue un tsunami que nos cayó del cielo". Evidentemente desconoce lo que pasa en la provincia, donde sus gestiones y la de Juan Schiaretti facilitaron los desmontes y la destrucción de cuencas hídricas. Más de 300 milímetros de lluvia caídos en 12 horas sobre Sierras Chicas depredadas, loteadas por inmobiliarias y sin poblaciones preparadas hicieron la tragedia. Córdoba es la provincia con peor gestión ambiental de Argentina. Queda menos del 5% de la superficie original de bosque nativo y en 1998-2002 tuvo la más alta tasa de desmonte de Argentina y una de las mayores del mundo, -2,9%. Solo entre 2004 y 2010 se desmontaron 269.000 hectáreas, sin contar lo destruido por incendios. Cuando la universidad y otros actores sociales hicimos un proyecto de ley de bosques para proteger a la provincia de estas tragedias, el gobierno impuso otro proyecto, ahora vigente, que protege en realidad a los señores de la soja.
La provincia y sobre todo la zona serrana ya no tienen el ambiente nativo suficiente para reducir el impacto de las lluvias, facilitar la infiltración de agua y reducir el escurrimiento. Córdoba es ahora una fábrica de crecientes rápidas y dramas previsibles. Lo que pasó en Sierras Chicas y Villa Allende anticipa tragedias mayores. Urge detener el desmonte, regular el crecimiento urbano y frenar la sojización salvaje. Debemos administrar en serio las cuencas hídricas y detener la creciente impermeabilización de las sierras, pero también preparar a los cordobeses y turistas.

En Córdoba no hubo tsunami, y el cielo no tuvo la culpa. Sus verdaderos responsables son funcionarios más interesados en hacer campaña que gobernar, intendencias que no planifican y productores codiciosos. ¿Cuántas personas más deberán morir?

- See more at: http://www.laizquierdadiario.com/spip.php?page=movil-nota&id_article=10772#sthash.sMlBHbqW.dpuf

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Criticidad, honestidad intelectual y de todas las especies, creatividad, denuncia y anuncio...