Santa Fe: por una nueva Ley de Agrotóxicos...por una ley de agroecología

Basta de agrotóxicos, fertilizantes químicos y transgénicos.

Es la hora de la agroecología, la producción orgánica y la soberanía productiva y alimentaria.

martes, 5 de agosto de 2014

Autoridades chinas promueven desmantelar las “barreras de información” sobre transgénicos y agrotóxicos

Autoridades chinas promueven desmantelar las “barreras de información” sobre transgénicos y agrotóxicos

Un comité de estudios estratégicos y la Universidad de Yunnan reunió a 30 científicos e investigadores de todo el mundo en un Foro para discutir con autoridades y académicos chinos los peligros de las semillas transgénicas y el uso indiscriminado de agrotóxicos. Las concecuencias del consumo masivo de soja transgénica cargada de glifosato ya se verifica en la salud de la población china.

Food Safety & Sustainable Agriculture Forum 2014, Beijing July 25-26, 2014.

Situación de China
En 2013, China importó 63,38 millones de toneladas de soja transgénica (GM) de EE.UU., Brasil y Argentina. La mayor parte de la soja GM se usa para extraer aceite comestible de soja que es ampliamente utilizado, no por su calidad sino por su precio barato y ocupa la mayor parte de la industria de restaurantes, cantinas y hogares populares en China. El residuo de glifosato contenido en aceite de soja GM y en el polvo de proteína de soja GM procesada (un subproducto del aceite de soja) es incluido en las tres comidas diarias de la dieta china, penetrando continuamente en los cuerpos de la mayoría de los chinos, incluidos los niños de jardín de infantes, de primaria y de secundaria, universitarios y profesores, miembros del personal y los soldados del ejército chino, miembros del personal del gobierno y otros consumidores (con excepción de las unidades suministradas con comida especial).

Estas compras de poroto de soja de china, masivamente utilizada como aceite comestible humano, significan una carga de 1000 mgrs de glifosato por persona en el año 2013, según cálculos chinos, en función de la carga de pesticidas residuales en el grano, que para la soja argentina llega a 90 mgrs de glifosato por kilo de grano.

Durante los últimos 20 años, el nivel de salud de la población china se ha deteriorado rápidamente, con varias enfermedades aumentando rápidamente generando una situación alarmante. En 1996, la tasa de defectos de recién nacidos en China fue de 0,87%; en 2000, aumentó a 1,09%; y en 2010, aumentó a 1,53%.  La tasa de depresión severa en mayores de 60 años de edad en China es tan alta como 40%; la tasa de pubertad precoz en niñas chinas ha aumentado 10 veces en los últimos 10 años; la diabetes tipo II se ha incrementado 11,7 veces; el número de niños confirmados con autismo se ha incrementado 100 veces durante los últimos 20 años.

Durante los últimos años, la prevalencia de cáncer infantil va en aumento, en promedio hay un paciente con cáncer por cada 10.000 niños. Entre los niños con cáncer, leucemia, tumores cerebrales, linfoma maligno y neuroblastoma son los 4 primeros tipos. El “libro blanco 2012: Encuesta de calidad del esperma masculino chino” anunciado por la Asociación de Población de China en 2012 indica que el importe total de las pacientes con infertilidad en China ya superan los 50 millones, lo que representa el 15,6% de la población en edad de procrear. Este número hace 10 años en 2002 fue del 8%, y hace 20 años en 1992 fue de 3%, hace 40 años, durante los 70’ los pacientes con infertilidad fueron no más de 1%; la prevalencia de Parkinson en China ha aumentado más de 20 veces en los últimos 20 años y el porcentaje de personas con enfermedad crónica renal ha alcanzado el 10%.

Conocemos que la toxicidad de baja dosis y micro-dosis de glifosato demuestra la característica de ser progresiva en el largo plazo, el daño del aceite comestible de soja transgénica (GM) no puede, al igual que otras sustancias tóxicas, ser inmediatamente comprobada. El deterioro de la salud nacional china puede estar vinculado a la contaminación del aire y el agua y otros factores que también existen, pero la amenaza de la soja GM cargada de agrotóxicos no se puede ignorar.

Garantizar la seguridad absoluta del suministro de alimentos es una política firme del Estado chino. Sobre la cuestión de la salud humana y la vida, no hay espacio para el ensayo y error. Ahora es el momento de desmantelar la “barrera de la información” sobre los alimentos GM dice el General Mi Zhen-Yu, vicepresidente de la Academia de Ciencias Militares de China.
Como parte de ese proceso de desmantelar las barreras de información es que se realizo el Food Safety & Sustainable Agriculture Forum 2014, Beijing July 25-26, 2014.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Criticidad, honestidad intelectual y de todas las especies, creatividad, denuncia y anuncio...