Santa Fe: por una nueva Ley de Agrotóxicos...por una ley de agroecología

Basta de agrotóxicos, fertilizantes químicos y transgénicos.

Es la hora de la agroecología, la producción orgánica y la soberanía productiva y alimentaria.

viernes, 2 de enero de 2015

Paraguay: Cristian Ferreira hay en todo Latinoamérica

Los matones de “sojeros” no tienen día libre en navidad

LATINOAMÉRICA | FM BICENTENARIO | DICIEMBRE 31, 2014 7:09 PM


“Peicha paite ko’aga”, se lamenta el secretario general de la Unión Campesina Nacional, gremio al que pertenecía Digno Darío González Maidana, ejecutado ayer en Itapúa.

El 23 de diciembre los policías quemaron ranchos en Canindeyu, ayer mataron a un dirigente campesino en Itapua.
“Tuicha la desafío. Peichapaitema ko’aga. Ojuka la ore gente pe impunemente hikuei”, se lamenta Antonio Gayoso, secretario general de la Unión Campesina Nacional.

A Digno lo habían metido preso en el 2008, luego le prohibieron que se acerque a la comunidad, 13 de Mayo, distrito Tomás Romero Pereira, donde vivían su señora y sus hijos. Y ayer, en la navidad caliente, le sellaron el cuerpo con 19 balazos. Eso ocurría a la media mañana.

Digno, de 40 años, fue en busca de comida para la familia. La comida no llegó. La noticia de la muerte se disparó en todo el asentamiento.

“Sojero tamante la ojapokava ko’aicha mba’e”, se repite su compañero dirigente del asentamiento Daniel Ortiz, luego del entierro.
Es que alrededor del asentamiento, de más de 10 años ocupación, todo está sembrado de soja transgénica. Y el territorio en el que están estas familias campesinas es muy apetecido por los sojeros.

La información que la dirigencia de base maneja es que la tierra en litigio se pretende arrendarla a los sojeros, apenas consigan desterrar a los campesinos.

La ejecución de Digno parece irrefutable. 11 dieron en la cabeza y el rostro, 7 en el tórax y 1 en el cuello.

Es una tierra que durante el gobierno de Alfredo Stroessner éste le había dado, ilegalmente, a su médico Amado Cano Ortiz. Este señor ya murió. La tierra fue heredada por su esposa, Victoria Ricciardi.

Las tierras fueron declaradas como malhabidas por la Procuraduría General de la República. Sobre la base de esta declaración, las familias campesinas, unas 66 en su momento, habían ocupado las mismas, en el 2003. Alrededor de 1.000 hectáreas de tierras mal habidas.

Ya en el 2008 habían procedido con el desalojo, con detención de 20 mujeres y 27 niños, más la quema de 37 casas, en el asentamiento 13 de mayo, del distrito Tomás Romero Pereira.

En el asentamiento cultivan producción de consumo y algunos rubros de renta. Ahora prende en varias huertas, para su comercialización, la zanahoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Criticidad, honestidad intelectual y de todas las especies, creatividad, denuncia y anuncio...