Santa Fe: por una nueva Ley de Agrotóxicos...por una ley de agroecología

Basta de agrotóxicos, fertilizantes químicos y transgénicos.

Es la hora de la agroecología, la producción orgánica y la soberanía productiva y alimentaria.

lunes, 6 de julio de 2015

¿CUÁN SEGUROS SON LOS NIVELES "SEGUROS" DE GLIFOSATO?


Importante artículo aparecido en la publicación Feed the Word referida al glifosato. 

¿CUÁN SEGUROS SON LOS NIVELES "SEGUROS" DE GLIFOSATO?
Resumen
Industria y reguladores afirman que sólo estamos expuestos a niveles "seguros" de glifosato y Roundup que no causan efectos tóxicos. Los niveles de seguridad han sido determinados por pruebas de toxicidad en animales de laboratorio. Un creciente cuerpo de evidencia indica que estas pruebas son insuficientes para determinar los efectos tóxicos del glifosato y los residuos de Roundup y que el consumo de estos residuos puede ser un riesgo para la salud.
Con frecuencia, la industria y los reguladores afirman que los efectos tóxicos causados ​​por el glifosato y Roundup en estudios con animales no importan porque sólo estamos expuestos a niveles "seguros" que no causan tales efectos.
Los reguladores establecen límites de seguridad para la exposición a glifosato sobre la base de datos de los estudios de toxicidad propios de la industria sobre los animales de laboratorio. Se supone que estos estudios de toxicidad para proporcionar evidencia de posibles efectos adversos sobre los mamíferos, más comúnmente ratas, cuya fisiología es similar a la de los humanos, son suficientes. Los experimentos a largo plazo se basan en los análisis de sangre y de órganos de los dos últimos años, alrededor de dos tercios del promedio de vida de una rata. Las empresas llevan a cabo diferentes pruebas de acuerdo a las normas establecidas en consulta con la industria por la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OCDE), un organismo no dedicado a la salud pública, sino para facilitar el comercio internacional.
Los resultados de estas pruebas de la industria, que se clasifican como secretos comerciales y se mantienen ocultos a la opinión pública y la comunidad científica, se presentan a los grupos de expertos en las agencias gubernamentales o de seguridad alimentaria basados ​​en diversos países o regiones, como la Unión Europea.
Para evaluar si la exposición es un riesgo para la salud, se calcula en base a un un umbral de seguridad llamado “Ingesta Diaria Admisible” (IDA).
La IDA es una estimación de la cantidad de una sustancia en los alimentos o el agua potable, expresada sobre una base de masa corporal, que puede ser ingerida diariamente durante la vida por los seres humanos, sin riesgos p apreciables para la salud.
En el caso de glifosato, el valor ADI difiere de un país a país. Se ha fijado en 0,3 mg por kg de peso corporal por día (escrito como 0,3 mg / kg pc / d) en Europa, y de 1,75 mg / kg de peso corporal / d en los EE.UU.. El cálculo para establecer la IDA se basa en la dosis más baja considerado no tóxico en ensayos de alimentación animal (30 mg / kg de peso corporal, patrocinados por la industria.
¿Son estos niveles de seguridad? Hay varias razones para dudar de la validez de los valores ADI actuales para el glifosato, incluyendo:
Los llamados niveles seguros de exposición al glifosato nunca han sido probados directamente para determinar si es que son muy seguros para su consumo en el largo plazo. En cambio, los niveles "seguros" se extrapolan de las dosis más altas ensayadas en estudios de la industria.
Protocolos de estudio de toxicidad de la industria no están actualizados. Todas las pruebas de toxicidad realizadas por la industria con fines de regulación se basan en el viejo adagio, "La dosis hace el veneno" - es decir, a mayor dosis, mayor es el grado de toxicidad. Sin embargo, en algunos casos, dosis bajas correspondientes a las exposiciones humanas pueden ser más tóxico que las dosis más altas ensayadas en animales de laboratorio en estudios de la industria. Esto es especialmente cierto para los productos químicos que alteran el sistema hormonal (disruptores endocrinos).
Los niveles seguros de estas sustancias químicas no se pueden extrapolar a partir de efectos a dosis más altas. La evidencia muestra que el glifosato puede ser un disruptor endocrino en los niveles permitidos en el agua del grifo en la UE.
Hallazgos que el glifosato y sus formulaciones comerciales pueden ser disruptores endocrinicos implica que los estudios en animales el estándar de la industria a largo plazo es insuficientes. Estos estudios se llevan a cabo en animales adultos, y no pueden probar los efectos de la exposición durante etapas importantes del desarrollo, tales como el desarrollo del feto. Sin embargo, las hormonas son reguladores vitales del desarrollo. Un efecto hormonal sutil durante la vida temprana puede modificar la morfología y la función del órgano para el resto de la vida, así como que puede conducir a enfermedades crónicas tales como el cáncer y la disfunción reproductiva en adultos.1
Las formulaciones de herbicidas en base a glifosato no se ponen a prueba para determinar los efectos tóxicos a largo plazo. Estas formulaciones contienen adyuvantes y aditivos que son tóxicos en sí mismos y / o aumentan la toxicidad de los límites de seguridad del glifosato. Pero las pruebas para determinar los efectos tóxicos a largo plazo solo están fijadas para el ingrediente aislado glifosato, sin tener en cuenta las formulaciones, que son generalmente más tóxico.
Esta limitación del proceso de reglamentación se aplica a todos los plaguicidas en todos los países del mundo. Los estudios en ratas confirman que las formulaciones de herbicidas en base a glifosato son tóxicos a niveles considerados seguros por los reguladores para el ingrediente aislado glyphosate. Otros estudios de alimentación en ratas para comparar directamente la toxicidad de las formulaciones con glifosato solo encontraron que las formulaciones eran mucho más tóxico.
Incluso glifosato solo puede no ser tan seguro como se reivindica. Pruebas de la industria sobre el glifosato solo revelaron efectos tóxicos, en particular defectos de nacimiento, por debajo de los niveles que los reguladores afirmaban no mostró ningún efecto tóxico - pero estos resultados fueron ignorados o desestimados por los reguladores en el establecimiento de la supuestamente segura ADI.
Estudios independientes han encontrado efectos tóxicos del glifosato y sus formulaciones comerciales a niveles realistas con el medio ambiente, que nunca han sido probados por los reguladores. Los efectos incluyen el estrés oxidativo en el hígado y disruptores endocrinos.
El glyphosate que se afirma que es tan seguro fue reclasificado como un probable carcinógeno por la Organización Mundial de la Salud en 2015.
El glifosato nunca se ha probado durante los períodos sensibles de la vida (como el desarrollo fetal) en niveles ambientales de la exposición. Además, el hecho de que sus formulaciones comerciales nunca han sido probados por más de un mes en ratas, sin ningún tipo de análisis de sangre, plantea más dudas acerca de la validez de los valores actuales de ADI.
Estos resultados, tomados en conjunto, sugieren que los niveles de Roundup que se exponen no son seguros en el largo plazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Criticidad, honestidad intelectual y de todas las especies, creatividad, denuncia y anuncio...