Santa Fe: por una nueva Ley de Agrotóxicos...por una ley de agroecología

Basta de agrotóxicos, fertilizantes químicos y transgénicos.

Es la hora de la agroecología, la producción orgánica y la soberanía productiva y alimentaria.

lunes, 3 de agosto de 2015

La penosa historia y destino de la mítica Estancia “La Fidelidad”

“Centro Mandela DD. HH.”

CENM



Centro  de  Estudios  e  Investigación  Social


Avenida Alberdi N° 338 - Resistencia - Chaco - C.P. 3500                                                                                                       Tel/fax: (54 - 0362) 4428475
www.centromandela.com       www.cenm.com.ar                                                                                                                            E mail: info@centromandela.com
www.facebook.com/centromandeladdhh                                                                                                                                                                                          @DDHHMANDELA                       

Compartimos plenamente la posición institucional, política y ambiental que sostiene el senador Pino Solanas y adherimos al comunicado de prensa que distribuyó Proyecto Sur Chaco sobre lo que está ocurriendo en la estancia “La Fidelidad”, su penosa historia, su destino y futuro.
Efectivamente, se debe preservar “La Fidelidad” como último eslabón, aún no perdido, de lo que fue el rico patrimonio ambiental y de biodiversidad de la antigua cuña boscosa chaqueña, estructuralmente dañada y en vía de extinción producto del avance de la frontera sojera y ganadera, como también de la actividad de los explotadores forestales, que impunemente diezmaron el monte nativo a lo largo de muchas décadas.
También coincidimos que los conflictos y la crisis generada en torno a la preservación de “La Fidelidad” tiene su raíz en el campo político e institucional. El gobierno chaqueño tiene una enorme cuota de responsabilidad en lo que ocurre, a lo que siguió la desidia y el desinterés de la Dirección de Parques Nacionales.

Celebramos con Proyecto Sur Chaco que el Congreso Nacional, con Pino Solanas y Alcira Argumedo a la cabeza, dispusiera que “La Fidelidad” fuera declarada un activo de los argentinos, o sea parque nacional, como también que se debe respetar –a ultranza- la propiedad occidental y cristiana tal cual pondera la Constitución Nacional y la inmensa mayoría de los propietarios. Y agregamos que el precio irrisorio establecido por la Comisión Evaluadora para llevar adelante la expropiación de la Estancia que en vida fuera de los hermanos Roseo, refrendada políticamente por los poderes legislativo y el ejecutivo chaqueño, ha sido un acto claramente inconstitucional, que no puede sostenerse desde lo filosófico, ético, político y jurídico porque significa un despojo y una confiscación encubierta.
También compartimos con Proyecto Sur Chaco que la mayoría de los sectores apoyan o deberían apoyar la expropiación de “La Fidelidad” para que sea parque nacional en actividad, concreta y actual, en tanto se pague un precio justo, lo que es posible y necesario en virtud de que los gobiernos están obligados a respetar las leyes y la Constitución, evitando caer en actos característicos que están vinculados con la prepotencia del poder, los abusos y la notable desigualdad entre Estado y cualquier ciudadano. En este sentido, conviene resaltar que resulta urgente moralizar y dotar de ética concreta a la ley provincial que ordenara la expropiación de la Estancia, para lo cual el camino más sencillo pasa por reanalizar la situación, con honestidad intelectual, jurídica y política, para luego recomponer el tramposo procedimiento aplicado hasta ahora con el objetivo de lograr una justa composición de intereses entre la noble finalidad de preservar el ecosistema de “La Fidelidad” y la garantía constitucional del derecho de propiedad, que es uno de los ejes centrales del sistema y del modelo capitalista, incluso para aquellos que no estamos de acuerdo con sus postulados. Tan absurda ha sido la estrategia de envilecer el precio real y justo de la Estancia que han “pintado” de color rojo toda su extensión ubicada en Chaco, a contrapelo de que el entorno territorial extendido continua categorizado como zona amarilla. Evidentemente la estrategia jurídica que desarrolló el gobierno no ha sido una simple contradicción, sino que todo estuvo dirigido a pagar un precio irrisorio, independientemente de quienes finalmente sean declarados herederos forzosos de quien en vida fuera don Manuel Roseo.
Intensa explotación forestal y caza furtiva
Las comunidades indígenas y de criollos que viven en la franja de la picada costera, que une el paraje Las Hacheras y Misión Nueva Pompeya, trazado en paralelo al Río Bermejito (o Teuquito), como también los criollos que viven en la Zona H, con eje en la localidad de Wichí El Pintado, saben sobre la intensidad de la caza furtiva y de la explotación forestal que afecta el patrimonio ambiental y de biodiversidad que existe en “La Fidelidad”.
Después del brutal asesinato de don Manuel Roseo, ocurrido en enero del 2011, se produjo una intensificación de la explotación forestal en áreas estratégicas de la Estancia. Los testimonios son repetidos y frecuentes. Y para que no queden dudas, ilustramos esta nota con la imagen satelital capturada por la Universidad de Maryland, que es la institución académica más importante del estado de Maryland, y según los autores de las Greene’s Guides (2001), es una de las más destacadas del país.
En la imagen objetivamente se pueden observar que no se produjeron explotaciones forestales hasta el año 2000, o sea que no se perdió biodiversidad porque no abatieron las especies preciosas existentes en “La Fidelidad”. A partir del año 2000 comenzaron a aparecer los puntos que marcan las explotaciones del monte. El lector podrá apreciar que desde el año 2011 hasta el 2013, que es la última información suministrada por la Universidad de Maryland, se intensificaron y multiplicaron las explotaciones forestales, realidad que coincide con la etapa posterior al asesinato de don Manuel Roseo.
En definitiva, se ha visto afectado el patrimonio ambiental de “La Fidelidad”. El pronóstico es aún más preocupante en virtud de la potencia de los explotadores forestales y los acuerdos que posibilitan los embates contra el monte. Sin embargo, la responsabilidad no solamente recae en quienes administran judicialmente la Estancia y sus recursos y en los explotadores forestales, sino que se extiende a los gobiernos de Chaco y de la Nación. Todavía es un buen momento para organizar una solución justa y equitativa, que va ser la única herramienta que posibilite la preservación de “La Fidelidad”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Criticidad, honestidad intelectual y de todas las especies, creatividad, denuncia y anuncio...