Santa Fe: por una nueva Ley de Agrotóxicos....YA

Si estás de acuerdo con que tengamos una nueva ley que nos proteja: informate, difundí, preguntá, participá...todos/as somos necesarios...Sin lucha no habrá vida para los pueblos...

ES LA HORA DE LA DIGNIDAD...

LEVANTA TU CABEZA...

MIRA CON DETERMINACIÓN...

PRONUNCIATE EN DEFENSA DE TU VIDA

Y LA DE LOS TUYOS...

SI NOS SIGUEN FUMIGANDO LA TIERRA,

EL AIRE Y EL AGUA,

SÓLO NOS RESTARÁ PEDIR MÁS HOSPITALES

Y LA ÚNICA TIERRA QUE VEREMOS CRECER

SERÁ LA QUE ESTÉ SOBRE NOSOTROS...

800 METROS LIBRES DE FUMIGACIONES

viernes, 28 de enero de 2011

"Las personas mueren de hambre mientras los bancos hacen una matanza de la alimentación"

La especulación sobre la Alimentación
John Vidal
The Guardian
January 23, 2011
No es sólo una mala cosecha y el cambio climático, los especuladores están también detrás de los precios récord.Y son los  más pobres del planeta que pagan.

Hace poco menos de tres años, la gente en el pueblo de Gumbi en el oeste de Malawi sufrió  inesperadamente de hambre. No como los europeos hacen si omiten una comida o dos, sino la profunda, el hambre que roe , que impide el sueño y embota los sentidos cuando se ha injerido ningún alimento durante semanas. 
Curiosamente, no hubo sequía, la causa más común de la desnutrición y el hambre en el sur de África, y había un montón de alimentos en los mercados. Por ninguna razón obvia el precio de los alimentos básicos como el maíz y el arroz casi se duplicó en pocos meses. Excepcionalmente, también,  no había pruebas de que los comerciantes locales estaban acaparando alimentos. Fue la misma historia en otros 100 países en desarrollo. Hubo disturbios por alimentos en más de 20 países y llevó a  los gobiernos a prohibir las exportaciones de alimentos y productos básicos subsidiándolos fuertemente. 

La explicación ofrecida por los expertos de la ONU y la comida era que una "tormenta perfecta" de factores naturales y humanos se habían combinado para hiper-inflar los precios. Los agricultores de EE.UU., dijeron las agencias de la ONU, habían usado  millones de acres de tierras de la producción para cultivar biocombustibles para vehículos, el petróleo y los precios de los fertilizantes han aumentado considerablemente, los chinos fueron cambiando a comer carne de una dieta vegetariana, y por el cambio climático, sequías vinculadas estaban afectando a las principales zonas de cultivo. La ONU dijo que había un extra de 75 millones de personas desnutridas debido a la subida de los precios. 

Pero una nueva teoría está surgiendo entre los comerciantes y economistas. Los mismos bancos, fondos de cobertura y financieros cuya especulación en los mercados monetarios mundiales provocó la crisis de las hipotecas sub-prime se cree sería  la causa de los precios de los alimentos de yo-yo y se inflan. La acusación contra ellos es que, aprovechando la desregulación de los mercados mundiales de productos básicos. que están haciendo miles de millones de especular sobre la alimentación y causando la miseria en todo el mundo. 

Como los precios de los alimentos se disparan otra vez hasta más allá de los niveles de 2008, queda claro que todo el mundo está siendo afectado. Los precios de los alimentos están aumentando hasta en un 10% al año en Gran Bretaña y Europa. Es más, dice la ONU, los precios se puede esperar un aumento mínimo del 40% en la próxima década.

La especulación siempre ha sido modesta, e incluso  bienvenida, en los precios de los alimentos y trabajado tradicionalmente así. Agricultores "X" se protegieron contra los riesgos climáticos o de otro tipo de "cobertura", o están de acuerdo para vender su cosecha antes de la cosecha al Operador "Y". Esto le garantiza un precio, y le permitió planificar el futuro e invertir más, y permitió al comerciante "Y" a beneficiarse, también. En un mal año, los agricultores X tiene un buen rendimiento, pero en un buen año comerciante "Y" lo hizo mejor. 

Cuando este proceso de "cobertura" se regula bien, funcionó bastante bien. El precio de los alimentos reales en el mercado del mundo real se estableció todavía por las fuerzas reales de la oferta y la demanda.

 Pero todo eso cambió a mediados de la década de 1990. Entonces, a raíz de un fuerte cabildeo por los bancos, hedge funds y los políticos de libre mercado en los EE.UU. y Gran Bretaña, la normativa sobre mercados de productos básicos fueron abolidos constantemente. Contratos de compra y venta de alimentos se convirtieron en "derivados" que pueden ser comprados y vendidos entre los comerciantes que no tenían nada que ver con la agricultura. En efecto, con el mercado de "especulación irreal de alimentos" nació una nueva . Cacao, zumos de frutas, azúcar, alimentos básicos, la carne y el café son todos los productos que ahora son  mundiales, junto con el petróleo, el oro y los metales. Luego en 2006 llegó el desastre EE.UU. hipotecas de alto riesgo y los bancos y comerciantes en estampida para mover miles de millones de dólares en fondos de pensiones y acciones en mercancías exentas de riesgo, y en especial los alimentos.

"En primer lugar, se dio cuenta de esto [la especulación de alimentos] en 2006. No parecía como un gran factor a continuación. Sin embargo, fue en 2007 / 8 que realmente se disparó", dijo Mike Masters, administrador de fondos de Masters Capital Management, que declaró ante el Senado de los EE.UU. en 2008 que la especulación fue elevando los precios mundiales de los alimentos. "Cuando miraba los flujos hubo una fuerte evidencia de lo que saben mucho los comerciantes y se confirmó lo que estaba sucediendo La mayor parte de la empresa es ahora la especulación -... Yo diría que 70-80%"

Masters dice que los mercados están ahora muy distorsionados por los bancos de inversión: "Digamos que vienen malas  noticias sobre los cultivos y la lluvia en algún lugar. Normalmente el precio se elevaría cerca de $ 1 [por bushel] [Pero] cuando se tiene un mercado de 70-80% especulativo.. llega hasta $ 02.03 para dar cuenta de los costes adicionales. Añádase  la volatilidad. Se terminará mal como todas las modas de Wall Street hacer. Va a estallar. "

El mercado de alimentos especulativa es verdaderamente enorme, está de acuerdo Hilda Ochoa-Brillembourg, presidente del Grupo Estratégico de Inversiones en Nueva York. Se estima que la demanda especulativa de futuros de productos básicos se ha incrementado desde el año 2008 por el 40-80% de los futuros agrícolas.

Pero la especulación no es sólo en los alimentos de primera necesidad. El año pasado, en Londres el fondo de cobertura Armajaro compró 240.000 toneladas, o un 7% más, del mundo de las existencias de la de cacao en grano, ayudando a impulsar el chocolate a su precio más alto en 33 años . Mientras tanto, el precio del café subió 20% en sólo tres días como resultado directo de los fondos de cobertura de apuestas a la caída en el precio del café.

Olivier de Schutter, relator de la ONU sobre el derecho a la alimentación , no tiene ninguna duda de que los especuladores están detrás del alza de los precios. "Los precios del trigo, el maíz y el arroz han aumentado muy significativamente, pero esto no está relacionado con los niveles de stock bajo o las cosechas, sino más bien a los operadores reaccionar a la información y la especulación en los mercados", dice.

"La gente muere de hambre mientras que los bancos hacen una matanza de las apuestas en los alimentos", dice Deborah Doane, director del Movimiento de Desarrollo Mundial en Londres.

La Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO) sigue sin comprometerse diplomáticamente, diciendo, en junio, que: "Aparte de los cambios reales en la oferta y la demanda de algunos productos básicos, la oscilación al alza también podría haber sido amplificada por la especulación en los mercados organizados de futuros."

La ONU cuenta con el respaldo de Ann Berg, que es de los operadores más experimentados del mundo en mercados de futuro. Ella sostiene que la diferenciación entre los mercados de futuros de productos básicos y las inversiones relacionadas con los productos básicos en la agricultura es imposible.

"No hay manera de saber exactamente [lo que está sucediendo]. Tuvimos la burbuja inmobiliaria y el impago de crédito. El mercado de materias primas es otro campo de juego lucrativo [donde] los comerciantes tener un cargo. Es un tema delicado. [Algunos] países compran . directa de los mercados como un amigo mío dice: "Lo que para un pobre es una corteza, para un rico es una clase de activos titulizados".

-------------------------------

La actual especulación sobre la alimentación mundial

Correu electrònicImprimeixPDF
"...los principales operadores de los derivados sobre materias agrícolas no son ahora los grandes terratenientes como antaño sino la gran banca financiera. [...] Porque disponen de mayor capitalización y solvencia para ser contrapartes en esos contratos de derivados, gracias a las ayudas financieras que han recibido de los contribuyentes."
Juan Hernández Vigueras(*). C. Científico ATTAC
Durante este verano de 2010, los precios mundiales del trigo, el maíz y la cebada han experimentado incrementos tremendos del 50 %, en los que los observadores han detectado signos similares a los de la otra crisis alimentaria de 2008, que trajo hambrunas y motines desde Bangladesh hasta Haití pasando por África. En la actualidad, la peligrosa situación del mercado mundial de los alimentos demuestra que, a pesar de las lecciones aprendidas desde entonces, se ha hecho muy poco para prevenir nuevas crisis.

Lo decía el pasado mes el director del Centro de la Universidad de Berlín para la Investigación del Desarrollo, Joaquín von Braun (Ft, 9/8/2010), destacando que sigue sin abordarse el mal funcionamiento de los mercados del grano y que eso es un fracaso. Precisaba, entre otros aspectos, que entre las fuerzas que concurren en la fijación de los precios de los alimentos, sobresale el creciente papel de los especuladores.
Según datos publicados, los contratos de futuros del trigo para septiembre 2010 mostraban el mayor y más rápido incremento en los precios desde 2008. En esta como en otras materias primas alimenticias, la explicación la encontraban dos especialistas del Financial Times, en los comportamientos de las grandes corporaciones de la alimentación que procuran asegurarse precios futuros ante la incertidumbre de estos mercados agrícolas mundiales (Hedging helps foodmakers through uncertainty in august 2010. Ft.com, 12/8/2010 )

Por un lado, el detonante de ese alza actual de los precios de materias primas alimenticias han sido las reducidas expectativas de las cosechas en Rusia, Ucrania y algunas zonas del Europa occidental; y particularmente, la prohibición rusa de exportación de trigo, que afirman que ha acelerado el riesgo de un pico en los precios, socavando la confianza mundial en la estabilidad de precios y suministros el comercio de alimentos.

Y las multinacionales de la alimentación se han apresurado a incrementar los contratos que garanticen sus suministros ante el temor de ver desabastecidos los escaparates de los supermercados; han adelantado los contratos llamados de futuro que fijan cantidades y precios para fechas anticipadas. Una modalidad de la especulación que acompaña a los mercados a escala brutal. Y así, recientemente aparecen las grandes multinacionales fabricantes mundiales de alimentos como Tyson Foods, Anheuser-Busch InBev, General Mills, Kellogg y Kraft, como cooperadores necesarios de los especuladores financieros.

Porque a la evolución de la especulación tradicional, se ha añadido la irrupción de especuladores puramente financieros, un nuevo tipo de especulador que es descrito en un informe reciente de la ONG holandesa SOMO. Son especuladores que después de haber definido un cierto precio en el contrato de derivados deciden pasar el riesgo a otros; es decir, convierten el contrato de suministro futuro en un producto comercializado en los mercados financieros mediante esos contratos de derivados, cuyo valor deriva del precio de la materia de referencia o subyacente.

De este modo, el producto subyacente (el trigo, la cebada, el maíz, etc.) se convierte en producto financiero con el cual especular y trasladar el riesgo del suministro y precios futuros a otros participantes. Esta especulación ajena a los mercados reales, desestabiliza los precios de la materia prima agrícola. Son los nuevos especuladores que entran en el juego de casino desde el año 2002.

De entrada digamos que los principales operadores de los derivados sobre materias agrícolas no son ahora los grandes terratenientes como antaño sino la gran banca financiera. Actualmente, los grandes negociantes de derivados de materias primas forman parte de los grandes bancos que están muy activos en muchos mercados financieros. Porque disponen de mayor capitalización y solvencia para ser contrapartes en esos contratos de derivados, gracias a las ayudas financieras que han recibido de los contribuyentes. Por supuesto, son ellos quienes saben del negocio.

Son, sobre todo, un pequeño número de conglomerados financieros que domina el negocio de los derivados y servicios conexos; y están fuertemente interconectados por las relaciones comerciales que mantienen entre ellos. Los tres mayores “dealers” en derivados de Wall Street son Goldman Sachs, JP Morgan y Bank of América, que ahora son propietarios de Merrill Lynch, Citigroup y Morgan Stanley. Y entre los europeos, los mayores actores en los mercados de derivados son Credit Suisse, Deutsche Bank, HSBC, Rabobank y UBS.

A finales de 2009, eran parte del 96% de las operaciones de derivados OTC realizadas por los holdings de 25 bancos estadounidenses y que son valoradas en 293 billones (trillion). La continuación de la crisis durante el año 2009, no fue obstáculo para que los bancos estadounidenses ganaran un mínimo de 28,000 millones de dólares en el negocio de los derivados.

Las ganancias de los conglomerados referidos salen de los derivados financieros de las materias primas de maneras muy variadas, entre otras de la especulación como negociantes de swaps por su propia cuenta, diseñando contratos y haciendo de intermediarios por una comisión, prestando asesoramient por una comisión, operando en bolsas y cámaras de compensación por una comisión y ofreciendo servicios relacionados con índices bursátiles por una comisión. Siempre ganan. Además, sacan provecho de los intereses de los préstamos a otros especuladores. Los enormes beneficios que obtienen de estos negocios de derivados les llevan a promover este comercio financiero así como a pagar elevadas retribuciones variables (bonus) a sus directivos y a su personal. (The commodity bubble. Financing Food Financialisation and Financial Actors in Agriculture Commodity Markets. Documento de divulgación de SOMO, Abril 2010)

Y, mientras tanto, las tecnocracias internacionales fortalecidas por sus consensos con la banca, tienen listos los borradores de próximos acuerdos en Seúl que “regulen” la banca global sin perturbar su funcionamiento. Pero para que entren en vigor no antes de 2019.-
-- 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Criticidad, honestidad intelectual y de todas las especies, creatividad, denuncia y anuncio...