Santa Fe: por una nueva Ley de Agrotóxicos...por una ley de agroecología

Basta de agrotóxicos, fertilizantes químicos y transgénicos.

Es la hora de la agroecología, la producción orgánica y la soberanía productiva y alimentaria.

martes, 2 de diciembre de 2014

Luján, 30 de noviembre de 2014

COMUNICADO DE PRENSA

A un mes de las últimas grandes inundaciones Luján sigue en emergencia
Nueva alarma meteorológica, sin obras ni plan de contingencia
Un nuevo round en la lucha de clases
 
Ya ha pasado un mes del comienzo de la última de las recurrentes inundaciones –la más grande en casi 30 años- y no se ha comenzado ningún tipo de obra para solucionar las cuestiones de fondo que las generan ni se ha trabajado para enfrentar la emergencia sanitaria que aparece luego de cada inundación. La inoperancia del Estado en sus tres niveles (municipal, provincial y nacional) genera que la población de Luján esté a merced de las condiciones climáticas cuando es de público conocimiento que el problema no son las lluvias, sino las intervenciones que realizan, sobre el lecho del río, los barrios privados y los campos sojeros. Mientras tanto, el Estado Nacional destina 150 millones de pesos para obras en la Basílica.
En los 20 días que pasaron desde la vuelta a casa de todas las familias evacuadas, la presencia del Estado se sintió fuertemente en avalar el modelo de ocupación y utilización de tierras por el cual nuestro partido se inunda. Los debates entre el gobernador Scioli y el ahora legislador Sergio Massa sobre si los barrios privados y otros emprendimientos inmobiliarios y productivos le tomaban tierras al río y por eso se generaban las inundaciones, pasaron a la historia. Hoy no se avanza más que con las irrisorias respuestas del vecinalista Gobierno Municipal, que propone la precaria solución de siempre: zanjeos en los barrios afectados. A su vez, el Frente para la Victoria, desde la conducción de la Provincia de Buenos Aires gasta millones en desforestar la ribera del río –empeorando la situación en vez de solucionarla, ya que rompe con la barra de contención natural del agua, generando que el agua llegue a más lugares y de forma más rápida- y en nuevos estudios de qué se debe hacer –realizados, por supuesto, por consultoras “amigas”, dejando fuera a las Universidades Nacionales y abriendo así nuevamente la puerta para nuevos negociados generados en obras innecesarias-. Y para terminar, la frutilla del postre, el Gobierno Nacional, en la voz de la Presidenta Cristina Fernández (FPV) anuncia obras en la Basílica de Luján en un orden de $150.000.000, pagados con nuestros impuestos.
Merece una mención espacial la medida del Gobierno Nacional, el cual, supuestamente laico, prioriza sus relaciones con el poder eclesiástico antes de intervenir positivamente para solucionar necesidades populares. No nos sorprende ni lo entendemos como una traición, ya que es coherente con su política social y ambiental, pero no deja de indignarnos.
Si no fuera que en Luján no se realizaron tareas tales como desratización “por no contar con los fondos y personal necesarios” –en palabras de funcionarios públicos-, estudios de agua de red y de pozos, ni contención sanitaria en la vuelta a los hogares, nos parecería un chiste cada uno de los puntos comentados. Pero no, por lo visto, los Gobiernos Municipal, Provincial y Nacional, priorizan sus negocios y acuerdos con la clase social para la cual gobiernan: hablamos de la clase capitalista. A nosotros, a la clase trabajadora, la que generamos la riqueza que otros se roban todos los días, no nos consultaron qué queremos hacer con este dinero.
No aceptaremos ningún tipo de parche en este conflicto. Sabemos que no hay soluciones intermedias, o se restituye el cauce del Río Luján, incluyendo su valle de inundación, o nunca tendremos una respuesta válida ante el problema. Se habla de relocalizar las familias afectadas, lo cual, si es de manera consensuada con las mismas, se puede transformar en un paliativo a mediano plazo, aunque el gobierno municipal no aporta las tierras necesarias, pero no se avanza en el debate de la necesidad imperiosa que todo desarrollo inmobiliario y/o productivo deba desplazarse hacia otras zonas, restituyendo el cauce natural del río.
Ya es una atrocidad que existan barrios para gente de primera y barrios para gente de segunda, y mucho más lo es si encima esos barrios para esa gente de primera (los countries) son responsables de la apropiación ilegal e ilegítima de un bien público como es un río, aportando en gran medida a que nos inundemos los barrios de la clase trabajadora.
Continuaremos organizándonos, priorizando la participación directa de todos y todas lo que se sientan con la intención de hacerlo, porque estamos convencidos que la respuesta a nuestros problemas no vendrá de los corruptos que trabajan para otros, sino de la iniciativa, inventiva y solidaridad de nuestra propia clase trabajadora.

Primeras firmas:
·         Movimiento por la Unidad Latinoamericana y el Cambio Social (MULCS)
·         Frente Popular Darío Santillán Corriente Nacional
·         Frente Universitario de Luján (FUL - MULCS) en la Lista Estudiantil 115
·         Centro de Estudiantes de Trabajo Social – UNLu – Sede Central
·         Militantes Independientes

Teléfonos de contacto
·         Karen (011)15-41685212
·         Mariana (02323)15-526984
·         Leo (011)15-63032205
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Criticidad, honestidad intelectual y de todas las especies, creatividad, denuncia y anuncio...