Santa Fe: por una nueva Ley de Agrotóxicos...por una ley de agroecología

Basta de agrotóxicos, fertilizantes químicos y transgénicos.

Es la hora de la agroecología, la producción orgánica y la soberanía productiva y alimentaria.

martes, 24 de marzo de 2015

CANCER, GLIFOSATO Y DESPUÉS

RENACE INFORMA

RED NACIONAL DE ACCION ECOLOGISTA DE LA ARGENTINA
23 de marzo 2015

CANCER, GLIFOSATO Y DESPUÉS

La reciente noticia de la Organización Mundial de la Salud sobre el reconocimiento de la carcinogenicidad del glifosato puede verse ampliamente en medios de prensa en todo el planeta, como por ejemplo

www.iarc.fr/en/media-centre/iarcnews/pdf/MonographVolume112.pdf
www.jornada.unam.mx/ultimas/2015/03/21/cinco-pesticidas-entre-ellos-uno-muy-utilizado-considerados-posibles-cancerigenos-246.html
www.reduas.com.ar/glifosato-es-carcinogeno-para-el-ser-humano/

amerita repasar algunos antecedentes.

1.- Monsanto dice en su documento Acerca del Glifosato, (que todavía está en línea en www.monsanto.com/global/ar/noticias-y-opiniones/pages/acerca-del-glifosato.aspx), que:

De acuerdo al Informe publicado por la Reunión Conjunta FAO/OMS (Meeting of the FAO Panel of Experts on Pesticide Residues, JMPR) 4, el glifosato:

- posee baja toxicidad aguda

- no es genotóxico (no provoca daños ni cambios en el material genético)

- no es cancerígeno (no produce cáncer)

- no es teratogénico (no afecta el normal desarrollo embrionario; no provoca malformaciones)

- no es neurotóxico (no afecta el sistema nervioso)

- no tiene efectos sobre la reproducción.

2.- Un análisis crítico del documento citado por Monsanto puede consultarse en Agroquímicos: La cadena de ocultamientos, falacias y deformaciones (http://renace.net/?p=584); es muy esclarecedor la conformación del grupo de científicos y las declaraciones de la toxicóloga representante de América Latina.

3.- En el 2009 ya se habían acumulado suficientes estudios como para considerarlo de esa manera

www.rapaluruguay.org/glifosato/posible_agente_cancerigeno.html

y a ello hay que sumarle todos los estudios realizados en Argentina por científicos independientes, pertenecientes a varias Universidades Nacionales para esa fecha, así como en otras regiones del planeta.

Sin embargo, Casafe (http://www.casafe.org/pdf/acercaglifosato.htm) insistía en que la FAO y la OMS decían que no lo era; e incusive el informe de la COMISIÓN NACIONAL DE INVESTIGACIÓN SOBRE AGROQUÍMICOS DECRETO 21/2009 (http://www.msal.gov.ar/agroquimicos/pdf/INFORME-GLIFOSATO-2009-CONICET.pdf) dice en su pg 3 punto 8

En cuanto se refiere a los efectos del glifosato sobre la salud humana, los estudios epidemiológicos revisados no demuestran correlación entre exposición al herbicida e incidencia en el cáncer, efectos adversos sobre la gestación, o déficit de atención o hiperactividad en niños. Tampoco se ha demostrado que el glifosato favorezca o provoque el desarrollo de la enfermedad de Parkinson.

Con el glifosato ocurre lo mismo que antes ocurrió con el DDT, con el cigarrillo, con el endosulfán, y será lo que ocurre y ocurrirá con otros agrotóxicos que vayan apareciendo en el mercado: las empresas productoras argumentan que no está demostrado que causan daño; los funcionarios de los gobiernos niegan las evidencias e interfieren en las investigaciones científicas; los agrónomos no se preocupan por investigar qué es lo que están aconsejando y recetando.

Porque cuando se determina oficialmente que eran peligrosos, piden disculpas (tal vez) y los sustituyen por otros, asegurando, una vez más, que ésstos sí que son buenos e inocuos.

ESTO DEMUESTRA VARIAS COSAS

1) La clasificación actual de agrotóxicos es fraudulenta ya que permitió que un producto cancerígeno se lo considerara banda verde, se lo regale en varios planes desde el Estado y se utilicen más de 200 millones de litros anuales en nuestro país.

2) Si las empresas de agrotóxicos tienen que hacer estudios durante 15, 20, ó 30 años para ver si son cancerígenos o si tienen efectos crónicos no les resulta rentable. Por lo tanto, no podría sostenerse el modelo basado en agrotóxicos.

3) Lejos de producir alimentos sanos para gente sana, este modelo claramente enferma; un alimento debe nutrir, jamás enfermar. Argentina no produce alimentos para 400 millones de personas, produce commodities, mercancías que cotizan en mercados especulativos que nada tiene que ver con el hambre.

Y por último, y enormemente preocupante:

4) Si un agrotóxico vendido durante años como “Banda verde” es cancerígeno

¿qué podemos esperar de todos los demás?

NECESITAMOS
Comprender que el único modo de romper esta caza de brujas sobre cada una de estas sustancias, es salir de este modelo, trazar un camino claro hacia la agroecología, y el INTA tiene que ser una pieza clave y rectora en ésto junto a productores y campesinos. Nuestros científicos deben estudiar cómo funciona el suelo, cómo se produce la maravilla de la vida en el suelo y en los ecosistemas, y cómo producir sin contaminar.

Es imperioso el viraje a la producción agroecológica. ¿Qué político va a anunciar ésto en su campaña?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Criticidad, honestidad intelectual y de todas las especies, creatividad, denuncia y anuncio...