Santa Fe: por una nueva Ley de Agrotóxicos...por una ley de agroecología

Basta de agrotóxicos, fertilizantes químicos y transgénicos.

Es la hora de la agroecología, la producción orgánica y la soberanía productiva y alimentaria.

viernes, 6 de marzo de 2015

Rosario cada vez más cerca de declarar emergencia en materia de niñez y juventud

Viernes, 15 Agosto 2014 00:52

Rosario cada vez más cerca de declarar emergencia en materia de niñez y juventud

Escrito por  Guido Gubinelli
    Rosario cada vez más cerca de declarar emergencia en materia de niñez y juventud
    En la tarde del pasado miércoles 13, alrededor de las 18 horas, se llevó a cabo una multitudinaria asamblea en el hall del Consejo Municipal (1ro de Mayo y Córdoba) por los “pibxs en emergencia”, iniciativa tomada por la Asamblea por los Derechos de la Niñez y Juventud para reflexionar sobre el estado de crisis social que atraviesa Rosario con respecto a niños y jóvenes en barrios marginales.
    Participaron vecinos de diferentes edades, miembros de organizaciones sociales y gremiales, concejales y ex concejales de nuestra ciudad y el periodista e investigador Carlos Del Frade, quien en conjunto con miembros de la Asamblea y ediles como Norma López (FpV), Roberto Sukerman (FpV), María Eugenia Schmuck (UCR) y María Fernanda Gigliani (PPS) disertaron acerca del tema y se mostraron de acuerdo en que hace falta políticas de inclusión social serias y profundas, en que falta presupuesto para actividades y cargos profesionales vinculados al área, en que el narcotráfico es el principal problema a combatir en los barrios y que tanto la profundización de la militarización en los barrios como la baja en la edad de imputabilidad son medidas que aíslan aún más a los jóvenes y van a contra mano de las necesidades de la sociedad.
    La apertura estuvo a cargo de Soledad Cena y Facundo Peralta, miembros del colectivo organizativo que graficaron la labor que vienen realizando “hace casi un año” en los diferentes barrios de la ciudad. Explicaron que a partir de sus recorridos fue que se tomaron el trabajo de hacer un “diagnóstico sobre la situación de los pibes y las pibas en Rosario” y que es por eso que pretenden “que se declare la emergencia en materia de niñez y juventud”.
    En cuanto a las grandes partidas presupuestarias que se vienen destinando en materia de seguridad observaron que significa “echarle más leña al fuego”. Resaltaron que en vez de interpelar a los jóvenes para saber qué les está sucediendo, en vez de incluirlos con políticas integrales de educación y salud que están contemplados dentro de los derechos de los niños y jóvenes por pautas internacionales, nacionales y provinciales, se los margina, lo cual genera la violencia que dibuja un círculo vicioso en donde termina perdiendo toda la sociedad en su conjunto.
    Luego se expresaron 2 compañeros provenientes de barrios de bajos recursos, Ezequiel de Fuerte Apache y Mauro de Pumitas, que contaron sus experiencias en torno a la importancia de que se generen espacios de contención para los jóvenes. Ellos vivieron en carne propia la situación de marginalidad que los llevó a perder el ímpetu a la vida. Manifestaron que a partir de que se sumaron a la Asamblea por los Derechos de la Niñez y la Juventud sus vidas cambiaron y que ahora están luchando para que sus pares tengan la misma suerte.

    ¿Un Consejo para Fein?

    Después, a su turno, los diferentes ediles comentaron sus trabajos barriales, aquello que vienen realizando y proponiendo desde el Consejo en pos de solucionar necesidades en los barrios carenciados rosarinos y criticaron duramente a la gestión socialista por no llevar a cabo políticas presupuestarias acorde a los grandes problemas que yacen en los arrabales. Cabría preguntarse si es que los oficialismos que sus partidos manejan o han manejado no cargan con los mismos problemas y falta de soluciones que al socialismo se le achacan.
    Los ediles reconocieron que hay un serio problema de estigmatización frente a cierto sector de jóvenes no sólo por parte de la policía o la gendarmería sino de la sociedad en su conjunto, planteando la necesidad de un cambio cultural. Dieron su aval para apoyar el proyecto de emergencia en materia de niñez y juventud y reconocieron que para revertir esta situación es necesaria, además, la articulación de los 3 estamentos del estado.

    Del Frade y la dureza de los números

    Acto seguido le llegó la hora al más aplaudido de la tarde-noche: Carlos Del Frade. “Nosotros lo que venimos a recuperar es la ciudad que alguna vez fue”, propuso apenas comenzada su ponencia.
    Del Frade, con vehemencia, destacó que la única posibilidad para revertir la situación es pelear contra el “individualismo” y el “consumismo” que instala este sistema. Recordó que este año se cumplieron 45 años de lo que se llamó el 1er rosariazo, movimiento que exigía la destitución de Onganía y el advenimiento de la democracia. Hizo un paralelo entre aquella sociedad rosarina y la actual contando que la represión de aquella movilización dejó el saldo de 2 muertes, entre ellas la de un joven aprendiz de obrero de tan sólo 15 años, Luís Norberto Blanco, lo que provocó que 100.000 personas acompañaran el cortejo fúnebre “porque entendían algo; entendían que con los pibes no, que con los pibes no se jode. A los pibes no se los explota, a los pibes no se los viola, a los pibes no se lo usa porque todos habíamos creído que en la Argentina los únicos privilegiados eran los pibes”, describió y analizó: “45 años después la ciudad es otra. El año pasado 264 asesinatos, el 80 % de los asesinatos: pibas y pibes menores de 35 años”.
    “¿Qué movilización tuvo más de 2.000 personas?”. “¿Nos robaron esa ciudad en homenaje a qué cosa?”, invita a reflexionar el autor del libro ‘Ciudad Blanca, Crónica Negra’.
    Explicó que “nunca hay estado ausente” sino que hay un compromiso adoptado para que la realidad del país sea esta y no otra. Apuntó a que esto sucede por la desproporción en la distribución de la riqueza por políticas que permiten la concentración de capital, ejemplificó: “Cargil, que no paga ingresos brutos, factura por minuto $51.000”, y disparó: “Eso es una decisión política”.
    “La baja en la edad de imputabilidad es una clara metáfora de lo que significa la baja y el descenso de la conciencia ética, política y social ¿Cómo vamos a pedir que a un pibe de 14 años se lo encarcele?”, sostuvo y culpabilizó a los grandes medios de comunicación por pregonar estas actitudes desapegadas e individualistas momentáneamente.
    Luego caracterizó al sistema como “una matriz” que droga, golpea, margina y encarcela a los jóvenes por 2 razones: “negocio económico y control social”. “No quieren que se vuelvan a enamorar de la palabra revolución, no quieren otra década del 70. Por eso nos entretienen con ver si la solución pasa por más o menos presupuesto. No es esa la discusión, la discusión es cómo protagonizamos la historia”, subrayó.
    Al finalizar, el periodista e investigador habló de números que están publicados en el Observatorio de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia de la provincia de Santa Fe acerca del departamento Rosario
    • Rosario cuenta con 315.000 chicos de 0 a 17 años.
    • El 51,7 % (162.855 chicos) no tienen desagües cloacales en sus casas.
    • El 16,3 % (51.345 chicos) tienen las necesidades básicas insatisfechas.
    • El 10,9 % (34.335 chicos) en hacinamiento crítico.
    • 16.065 chicos sin agua potable a pesar de vivir al lado del Río Paraná.
    Números que preocupan en una ciudad gobernada desde hace tantos años por el partido socialista y una provincia en la que compartió en la última década el poder con el PJ. Sobre todo cuando ambas fuerzas se presentan como “alternativas” en la nación, la provincia y la ciudad para administrar el futuro de estos pibes.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    Criticidad, honestidad intelectual y de todas las especies, creatividad, denuncia y anuncio...