Santa Fe: por una nueva Ley de Agrotóxicos...por una ley de agroecología

Basta de agrotóxicos, fertilizantes químicos y transgénicos.

Es la hora de la agroecología, la producción orgánica y la soberanía productiva y alimentaria.

martes, 3 de noviembre de 2015

Universidad Trashumante LA VIDA NO SE NEGOCIA

Universidad Trashumante 

LA VIDA NO SE NEGOCIA - COMUNICADO DE LA UNIVERSIDAD TRASHUMANTE


El jueves 15 de octubre, en la provincia de Santa Fe, recibió media sanción el proyecto de Ley impulsado por la diputada Bertero (FPCyS), que permite la aplicación de agrotóxicos a 100 metros de las zonas urbanas con mosquito, si existe barrera forestal y 200 metros si no existiera, y 800 metros de forma aérea. Este proyecto se contrapone con el proyecto que hace años venía impulsando la multisectorial Paren de Fumigarnos junto a más de 100 instituciones de la provincia, acompañado con más de 30 000 firmas de ciudadanos y que había presentado el diputado Tessa (N.E.): prohibía las fumigaciones aéreas y ponía una distancia mínima para las fumigaciones terrestres de 800 metros de las zonas urbanas. 

Este resultado, que favorece a las grandes empresas y a la clase gobernante, no sólo implica un retroceso enorme respecto del trabajo que vienen realizando los distintos colectivos de la provincia como el Paren de Fumigarnos, Escuelas Rurales Fumigadas Nunca Más, los Médicos de Pueblos Fumigados y los Abogados de los Pueblos Fumigados, sino que implica además una sentencia de muerte para los más de 3 millones de habitantes que tiene esta provincia.

Este modelo productivo es parte de un proyecto de país que si bien comenzó en los 90´s con el Menemismo, se profundizó en los últimos 12 años. El extractivismo, que en Santa Fe se traduce en más campos cultivados con semillas modificadas genéticamente y fumigadas de 6 a 8 veces por plantación, en provincias como San Juan o La Rioja se traduce en minería a cielo abierto –en los  últimos 12 años se pasó de 40 a 600 proyectos mineros en nuestro país. En el mismo periodo, se pasó de cultivar 19, 8 millones de hectáreas de soja transgénica a 33 millones y –según el Plan Estratégico Agroalimentario realizado por el Ministerio de Agricultura de la Nación, la idea es profundizar el modelo, llegando a las 42 millones de hectáreas. El retroprogresismo –como lo llama nuestro compañero Alfredo Grande- que viene saqueando el país en nombre del desarrollo y el progreso, cínicamente se olvida de que no hay país sin gente y que el pueblo está siendo asesinado cotidianamente por decisiones de una clase política que vive por fuera de los territorios sobre los que sentencia muerte, mientras se enriquece en negociados multimillonarios con empresas trasnacionales como Monsanto, Chevrón, Syngenta o Barrick Gold.

En el año 2011 realizamos una gira Trashumante junto al Paren de Fumigarnos por el sur de la provincia y en el 2014 volvimos a recorrer –esta vez-  el norte. Desde los más pequeños pueblos (500 habitantes) escuchamos historias de muerte, de enfermedades, de impunidad empresaria y de silencio cómplice de los gobiernos en todos sus niveles. Pueblos que contienen dentro de sus márgenes silos de granos que son a su vez fumigados reiteradas veces; manzanas dentro del área urbana que se fumigan; escuelas rurales rodeadas de campos que son fumigados en horario escolar. Malformaciones, discapacidad, cáncer, embarazos interrumpidos sin razón aparente. El agronegocio como modelo productivo destruye de muchas maneras la vida en el campo: expulsa campesinos que terminan viviendo en las márgenes de ciudades como Rosario, Rafaela, Santa Fe Capital; fomenta el monocultivo, mata cualquier otra plantación cercana que no esté modificada genéticamente para sobrevivir; destruye la biodiversidad y los insectos y va matando lentamente a la población que aún vive en los pueblos. 

Las empresas que gobiernan Santa Fe, festejan hoy la obediencia de sus representantes los Diputados de distintos partidos políticos. Desde la Universidad Trashumante repudiamos la media sanción de la Ley Bertero y denunciamos que a través de este proyecto, la clase política santafesina está sentenciando a muerte a sus habitantes. Sabemos que otra forma de producir es posible y que no se puede sostener más este sistema que imponen los poderosos. 

Festejamos la resistencia de los compañeros de la Asamblea Jachal No Se Toca que están realizando un corte y bloqueo a la Barrick Gold en respuesta del derrame de cianuro y de la inacción del gobierno cómplice y repudiamos la represión ocurrida esta madrugada con el saldo de 23 compañeros detenidos y varios heridos. También denunciamos la represión sufrida por vecinos hace una semana en Famatina, cuando se movilizaban hacia un emprendimiento minero para intentar frenarlo. Ya en reiteradas oportunidades, los dignos pueblos de Famatina y Chilecito han expulsado a mineras que intentaron destrozar sus cerros. La respuesta de los de abajo es seguir generando formas de organización, de resistencia, de autonomía y de producción comunitaria. En Santa Fe como en el resto del país, seguimos luchando para transformar la realidad que nos oprime, contra el saqueo y por la vida digna. 

                                                                                                    Universidad Trashumante, Octubre 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Criticidad, honestidad intelectual y de todas las especies, creatividad, denuncia y anuncio...